🎁 Empieza aquí

La filosofía no es de los filósofos

desarrollo personal filosofía

Vivimos una una época de exceso de profesionalismos.

O quizás profesionismos...? O profesionitis...?

Una época en la que pretendemos delegar lo indelegable. Hay tareas humanas que podemos delegar en otros con la capacidad técnica para desarrollarlas. Así, si hay quienes pueden hacer instalaciones eléctricas en nuestra casa y ocuparse de su mantenimiento, bien podemos desentendernos de esta tarea en cuanto al desarrollo de destrezas que implica. Podemos desentendernos del dominio de las instalaciones eléctricas porque hay técnicos en electricidad a quienes podemos pedir que se hagan cargo por nosotrosde  esas tareas y asunto resuelto.

No obstante existen dominios en los que pretendemos hacer lo mismo, sin tomar conciencia de que la misma idea de delegar esa actividad se torna desconcertante.
Veamos algunas ideas de Comte que nos ayudan a reflexionar sobre este punto:

  1. Cualquiera puede hacer matemáticas por ti (porque. por hipótesis, puede llegar al mismo resultado que tu habrías llegado), por lo que, salvo por afición particular o por necesidad de ganarte la vida, no hay ninguna razón por la que debas dedicarte a las matemáticas tu mismo. No hay un oficio tonto, pero nadie esta obilgado a hacerlos todos. La filosofía es diferente, si bien puede ser un oficio, es también una dimensión constitutiva de la existencia humana. No estas obligado a dar clases o escribir libros sobre filosofía, pero nadie puede filosofar por ti.
  2. En el fondo, los grandes filósofos no eran personas que practicaban una especie de actividad inaudita de la que los demás eran incapaces; son los que hicieron mejor que los demás lo que todo el mundo hace y debe hacer. Si piensas sobre el sentido de la vida, sobre la felicidad, sobre la muerte, sobre el amor, sobre la justicia, si te preguntas si eres libre o estas predeterminado, si existe un Dios, si se puede estar seguro de lo que se sabe, etc. , estas haciendo filosofía con el mismo derecho (¿lo que no quiere decir igual de bien!) que Aristóteles, Kant o Simone Weil.

¿Qué  costo tiene para nuestra vida pretender que podemos delegar esta actividad como solemos delegar nuestra el mantenimiento de la instalación eléctrica de nuestra casa?

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.