🎁 Empieza aquí

[PODCAST] ¿Qué es el coaching?

aprender a aprender aprendizaje coaching
qué es el coaching

Antes de hablar de las diferentes formas de coaching y en particular del coaching ontológico y lo que hay más allá, deberíamos contestar primero la pregunta ¿qué es el coaching?. Entender a qué nos referimos al hablar del coaching.

Este artículo se relaciona con el contenido del Episodio #32 de nuestro podcast. 

Suscríbete a nuestro podcast aquí: Anchor

 

Todas las formas de coaching de alguna u otra forma se hacen cargo de la creación de futuro, de la consecución de acciones orientados hacia ciertos resultados, del cuidado de cierto propósito.

Las distintas modalidades de coaching suelen presentar en su modelo de conversación con el coachee (quien es cliente en la conversación de coaching), una instancia en la que se  definen objetivos que son deseados, o qué son producto del foco de cuidado por el futuro que tiene el coachee.  Por lo anterior es que el proceso suele iniciarse con la preguntas ¿dónde estas? y ¿dónde querrías estar? Eventualmente el coachee a ejecutado acciones que le han dado un resultado distinto al objetivo que se propone quedando, de alguna manera, estancado y de ahí que consulte un coach. 

Coaching como facilitación de la acción

Hay formas de coaching (llamémoslas de tipo uno) que se enfocan especialmente en cómo clarificar los objetivos, en apalancar el compromiso y la responsabilidad en relación con la acción y en producir un ánimo de resolución. Podríamos decir que el foco en esta forma de coaching es el compromiso con un proceso de mejora basado en la prueba y el error. A esta forma de coaching se la suele denominar "coaching para la acción" o "coaching operativo". Está primera modalidad a veces suele asociarse con el concepto de aprendizaje de lazo simple, un proceso de mejora continua a partir de actuar, evaluar y volver a actuar. 

Coaching transformacional

Podemos concebir otro tipo de coaching (llamémoso de tipo dos), que implica de alguna manera, un cambio de perspectiva, un cambio de mirada respecto de la propia circunstancia, de su contexto y de cómo el coachee se ve a sí mismo. Este cambio de mirada podría hacer emerger nuevas posibilidades de acción que no estaban a la mano. Este sería un tipo de coaching que a veces se los llama transformacional, por el cambio que pone en juego la forma de ver las cosas del coachee. Este tipo de coaching se puede asociar con un aprendizaje de lazo doble, ya que no solo hay un ciclo de mejora de la acción, sino que también hay un ciclo de transformación de la propia perspectiva del coachee.

 Algunos obstáculos en el proceso de coaching

Solo queremos mencionar algunos de los más importantes aquí: 

  • Ceguera: el concepto de ceguera se puede reflejar en estas expresiones:  "no sé qué no sé", "no me doy cuenta que no me doy cuenta", "no escucho que lo escucho". Entonces desde la ceguera no hay nada que aprender, no hay nada que cambiar y como el coaching presupone compromiso de parte del coachee con el aprendizaje, el proceso se ve impedido dado que este no ve la posibilidad de aprender.
  • Victimización: un segundo obstáculo es el discurso de víctima o un estado de ánimo de victimización, desde el cual la interpretación dominante es, desde una disposición de certeza muy grande, que él no es el que tiene que aprender, que el problema proviene de otras personas o circunstancias que están fuera de su alcance y que restringen sus posibilidades. Por ende, serían esas personas o esas circunstancias las que deberían cambiar y no es queda nada que hacer, más que esperar que se produzcan los cambios que deberían producirse en el mundo y en los otros para que se habilite la posibilidad de alcanzar sus objetivos
  • Falta de compromiso: En tercer lugar puede ocurrir que la persona reconozca su incompetencia y reconozca su responsabilidad respecto de este espacio de aprendizaje. Pero de todos modos no toma acción, lo que eventualmente se traduce en postergaciones, o en la completa inacción.

Cuando intentamos contestar la pregunta qué es el coaching, podemos referirnos a enfoques muy diferentes en la facilitación del proceso de aprendizaje. Pero podríamos dividir los procesos de coaching en dos grupos. Por un lado aquellos procesos que se enfocan en el compromiso con la acción y en la motivación. Y por otro lado, los procesos de coaching en los cuales hay alguna forma de cambio de observación de la propia circunstancia que habilita nuevas posibilidades.

Esto nos prepara para el próximo episodio en el cual vamos a estar explorando la perspectiva ontológica, el coaching ontológico, y lo que hay más allá.

¿Cómo contestarías tú la pregunta qué es el coaching? 

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.