🎁 Empieza aquí

Movilización de proyectos

crear valor ejecución liderazgo emprendedor movilización de proyectos observador visión
movilización de proyectos

¿Cuáles suelen ser los grandes obstáculos a la hora de la movilización de proyectos para hacer realidad nuestra visión? En este articulo pueden encontrar una guía para distinguir donde se estancan sus proyectos.

Muchos proyectos potencialmente interesantes se malogran porque sus líderes quedan atascados en distintos puntos de su desarrollo.Esta situación me llevó a desarrollar un modelo de intervención que denominé Movilización de Proyectos. En este modelo se basa el segundo nivel de la Escuela de Liderazgo y Coaching Hacer Historia.

Como ya hemos descripto antes en nuestra perspectiva un líder se hace cargo de tres dominios o dimensiones en el proceso de emprender. En primer lugar tiene una mirada, una lectura del mundo y de las posibilidades que ve en él. A partir de esta visión es que declara una identidad a construir. Esto implica, en nuestra mirada, la definición de una comunidad de clientes de la que se hará cargo. En segundo lugar crea, inventa, idea una nueva forma de aportar valor, de manera que diseña una identidad relevante para los clientes. Por último, organiza todo lo necesario para poder producir el valor prometido y generar la satisfacción de sus clientes. Estas tres dimensiones ineludibles están siempre presentes y se re- lacionan recursivamente. Nuestro entendimiento de las posibilidades hace que creemos ciertas ofertas y desarrollemos la organización para el delivery de valor, en este proceso, eventualmente nuestra comprensión de los clientes se modifica, esto impactará en la oferta que creemos y por ende en la organización necesaria para el delivery. La movilización de proyectos la entiendo como el trabajo de desarrollo y equilibrio de estas tres dimensiones ineludibles.

Sucede que con mucha frecuencia los emprendedores suelen sesgar su manera de mirar y operar predominantemente, desde alguna de estas tres dimensiones, haciéndolos relativamente “ciegos” a las otras dimensiones. Cuando un emprendedor se encuentra en esta disposición particular decimos que está en un “pantano” o “empantanado”. Así, podemos definir tres pantanos asociados a cada una de las dimensiones descriptas en nuestra perspectiva:

  • Pantano del soñador: desde este pantano, asociado con la dimensión de la visión, el emprendedor hace foco, casi excluyente, en su interpretación acerca de la posibilidad que está observando. Su preocupación central es enriquecer y perfeccionar sus explicaciones acerca del proyecto, los estudios de mercado, la reflexión y la teoría necesarios para poder tener una comprensión más cabal de la magnitud de la oportunidad. Esto suele producir una suerte de parálisis teórica que da lugar a grandes retrasos en la puesta en marcha de muchos proyectos. Con este empantanamiento el líder pierde poder al “enamorarse de la teoría” y olvidarse de la acción. Personas con formación académica (científicos, filósofos, sociólogos, psicólogos, etc.) pueden tener predisposición a entrar en el pantano del soñador. Suele ser común que profesionales que han trabajado muchos años en tareas muy sofisticadas, especializadas y con alto nivel de abstracción caigan en algún momento en este pantano. La movilización de proyectos en este caso se asocia con la producción de acción.
  • Pantano del inventor: desde este pantano, asociado con la dimensión de la oferta el emprendedor se enfoca en los atributos y novedades que su oferta implica. Su preocupación central es enriquecer y perfeccionar su “producto”, de manera de hacerlo “el mejor”, generalmente desde el punto de vista técnico. Esto suele producir una suerte de parálisis técnica que da lugar a la largos procesos de investigación y desarrollo de propuestas que en muchos casos no se sabe a quién están dirigidas. Con este empantanamiento el líder pierde poder al “enamorarse del producto” y olvidarse del cliente y sus inquietudes. Personas con formación técnica (ingenieros, diseñadores, arquitectos, etc.) pueden tener predisposición a entrar en el pantano del inventor. Suele ser común que los estudiantes universitarios que se involucran en la creación de un emprendimiento enteramente nuevo, caigan en algún momento en el pantano del inventor.La movilización de proyectos en este caso se asocia con el desplazamiento del foco hacia el cliente.
  • Pantano del burócrata: desde este pantano, asociado con la dimensión de la ejecución, el emprendedor hace foco en los procesos y procedimientos involucrados en la ejecución. Su preocupación central es estandarizar y optimizar la operación, de manera de hacer más eficiente y rentable el emprendimiento. Esto suele producir una suerte de parálisis administrativa que da lugar a una rigidez que hace muy lentos y complejos los procesos de cambio y adaptación de la organización a las condiciones del contexto. Con este empantanamiento el líder pierde poder al “enamorarse de los procesos” y olvidarse del valor para el cliente y de la producción de satisfacción. Personas con formación y experiencia gerencial pueden tener predisposición a entrar en el pantano del burócrata. Suele ser más común que caigan en algún momento en este pantano los emprendedores que ya tienen sus emprendimientos/proyectos en marcha. La movilización de proyectos en este caso se asocia con el desplazamiento del foco hacia el valor y la satisfacción de los clientes.

Les propongo que contesten la siguiente pregunta para iniciar la movilización de proyectos: ¿Me veo sumergido en alguno de los tres pantanos descriptos?

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.