🎁 Empieza aquí

Un monje en el laboratorio

budismo compasión consciencia lideres despiertos matthieu ricard paul ekman richard davidson
un monje en el laboratorio

En los últimos años, la ciencia está estudiando más en profundidad el mundo emocional y la conciencia humanas. Se han revalorizando las disciplinas orientales milenarias como la meditación budista y otras prácticas contemplativas. Recientemente se han desarrollado estudios que ponen en evidencia su poder de transformación emocional sobre las personas que las practican.

Efectivamente, los estudios comenzaron con un monje (el celebre Mathieu Ricard) que fue sometido a observación mediante distintos aparatos que permiten medir los patrones de actividad del cerebro. Mientras la actividad de su cerebro era observada, el monje se sumergió en distintos estados de meditación, habituales en la práctica de un monje budista: visualización, amor y compasión, fuerza interior y devoción.

Los resultados de poner a un monje en el laboratorio fueron sorprendentes:

  1. Voluntad: En primer lugar, el monje demostró una capacidad de regular voluntariamente el comportamiento de su mente de una manera que distaba enormemente de lo que podían lograr personas sin entrenamiento en meditación.
  2. Alegría: La actividad cerebral del monje durante la meditación de la compasión era muy distinta de los cientos de sujetos ¨corrientes¨ que habían sido estudiados en el laboratorio. Los investigadores observaron un pronunciadísimo pico de actividad eléctrica conocida con el nombre de gamma y localizada en la circunvolución frontal medio izquierda. Las investigaciones de científicos como Richard Davidson ya habían demostrado que esa parte del cerebro albergaba emociones positivas. Osea que se comenzó a correlacionar la ocurrencia de pensamientos compasivos con la emergencia de emociones como la alegría y el entusiasmo.
  3. Empatía: Paul Ekman, otro investigador que estudió al mismo monje, descubrió mas aspectos sorprendentes e inéditos. Mediante sofisticadas técnicas, este científico medía la capacidad de los sujetos observados para reconocer emociones en los rostros de las personas. El monje demostró una capacidad enormemente superior, a la de miles de sujetos estudiados hasta ese momento, para reconocer emociones. Todo indica que las practicas de entrenamiento de la mente que cultivan estos monjes budistas, les permiten aumentar su capacidad de empatía respecto de las emociones de los demás.
  4. Ecuanimidad: El sobresalto es una de las reacciones reflejas de los seres humanos ante ruidos fuertes e inesperados o ante imágenes repentinas y sorprendentes. Dicho sobresalto implica una serie de espasmos musculares muy fuertes. Ekman estudiaba los sobresaltos dado que advirtió una relación entre su intensidad y la propensión de las personas a experimentar emociones negativas. El mismo monje fue sometido a un experimento muy especial. Fue expuesto a un sonido muy fuerte (como el disparo de un arma de fuego), se le solicitó al monje que intentará evitar el sobresalto al producirse el sonido. Ningún sujeto, de los cientos estudiados por Ekman, había podido regular su reacción de sobresalto, pero el monje lo hizo. Lo que el monje dijo después del experimento fue que más que intentar controlar el sobresalto, lo que pasó es que el disparo le pareció débil, como si lo oyera desde lejos. Esto es consistente con el efecto de ecuanimidad emocional, que los textos tradicionales del budismo, describen como resultados de la práctica de la meditación.

Los occidentales tenemos un verdadero tesoro de saber pragmático en esas antiguas prácticas, en tanto prácticas de desarrollo de la conciencia y de la vinculación profunda entre los dominios corporal, emocional y mental. Debemos aprender de estas tradiciones a desarrollar conciencia del origen de nuestras emociones para poder actuar con la emoción y no dominados por ella. Poner un monje en el laboratorio permitió comprender mejor porque las prácticas budistas funcionan. 

Cuando no podemos dar un curso efectivo y productivo a nuestras emociones, éstas pueden dar lugar a estados de ánimo predominantes y finalmente a rasgos de temperamento mas cristalizados.

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.