🎁 Empieza aquí

Clima organizacional como capital estratégico

clima organizacional coaching coaching organizacional transformación organizacional
clima organizacional

El clima organizacional es, hoy en día, mucho más que un deseo de pasarla bien, de que haya “buena onda” o un lujo para cuando nos va bien. Hoy es un capital estratégico.

El clima organizacional es motivo de afanes diversos dentro de las organizaciones, dentro de las áreas de “Recursos Humanos”, en la alta dirección, y mucho más. Es porque el clima organizacional dista de ser un tema para las épocas de vacas gordas, o para salir bien en ciertas encuestas. Hoy en día el clima organizacional es un componente clave para poder producir lo que se necesita para ser competitivos. Ya no sirven las prácticas de management basadas en el control. Ya no sabemos que es lo que hay que controlar tampoco.

El desafío está en recuperar destrezas humanas básicas que hemos olvidado y que son las efectivas para crear en la acción y desde la incertidumbre los resultados a los que aspiramos. Estas destrezas son tres. La capacidad de jugar, de experimentar para inventar. La capacidad de relacionarnos con el error como una fuente básica de cualquier aprendizaje. Por útlimo, la capacidad de convivir en el mutuo respeto y cuidado para generar el bienestar básico necesario para que las otras dos capacidades florezcan.

¿Cuáles son las claves para cultivar un clima organizacional a partir del florezcan estas capacidades?

Veamos aquí algunas ideas emparentadas con mi post anterior:

1.- Clima organizacional implica cuidar la autoridad delegada en todos los niveles

Cuando delegamos autoridad en otros dentro de una organización estamos contribuyendo a construir una identidad para esas personas. Debemos cuidar la fortaleza de esos roles al interior de la organización. Desautorizar a alguien a quien le conferí autoridad, genera malestar y trabajo a reglamento.

2.- Clima organizacional implica cuidar las conversaciones para construir confianza y autenticidad

La confianza florece cuando todos negocian sus promesas auténticamente y cumplen lo que prometen. Un líder debe ser muy competente para pedir (el camino para crear promesas y por ende producir acción) y para reclamar cuando las promesas no se cumplen. Estos dos actos contribuyen a generar autenticidad, compromiso y confianza dentro de la organización.

3.- Clima laboral implica que las buenas ideas no respondan a los niveles jerárquicos

Que me nombren jefe no implica que tenga razón cada vez que hablo, ni que sea el portador de las mejores ideas. Solo implica que son quien tiene la responsabilidad por los resultados, y por ende, por capitalizar los mejores recursos para producirlos (vengan de donde vengan). Capitalizar las ideas del equipo es parte de la responsabilidad de un líder.

4.- Clima laboral implica que los malestares y desacuerdos son llevados a las conversaciones formales

Cuando existen malestares, enojos, resentimientos, desacuerdos, etc. La responsabilidad de todos es llevar esas emociones y puntos de vista a las conversaciones apropiadas y a las reuniones formales. Limpiar las conversaciones resulta crucial para mantener un clima organizacional positivo.

¿Cómo es el clima organizacional en tu empresa? ¿Cómo impacta en los resultados de tu equipo?

Me inspiré para este post porque estamos lanzando en pocos días el programa "Coaching Organizacional para Líderes" en IDEA

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.