🎁 Empieza aquí

Los tres desafíos pyme

competencias conversacionales liderazgo
Juan Carlos Lucas

¿Cuáles son las conversaciones clave que los líderes pyme buscan tener o reconocen como pendientes? En este artículo te cuento sobre estos desafíos pyme.

Hace pocos días terminó mi participación en el famoso Tour Pyme. Este evento esta dirigido a dueños y directivos de pymes de todo el país. Estuve brindando conferencias en 7 ciudades: Neuquén, Salta, Tucumán, Mar del PlataRosario, Córdoba y Mendoza. La experiencia fue excelente! El equipo del Centro de Capacitación y Empresa, de la mano de Martín Quirós, hace un trabajo extraordinario, con profesionalismo, humanidad y buena onda. Tuve el placer también, de compartir las conferencias con otro orador: Federico Fros Campelo con quien nos complementamos muy bien.

Mi presentación ( ¨El Arte de Diseñar y Crear Futuro¨ ) trató sobre las disposiciones y habilidades para el liderazgo en las pymes. Cómo resultado de esta estimulante experiencia, reforzada por mi propia actividad como coach y consultor empresarial, me quedé con algunas conversaciones en mente que mantuve con empresarios pyme de todo el país, a lo largo del año. La pregunta que me rondaba es: ¿Cuáles son las conversaciones más importantes que los empresarios suelen reconocer como pendientes?

Lo que más me ha quedado resonando son tres desafíos pyme fundamentales. Tres conversaciones estratégicas que los empresarios suelen postergar:

  1. Exponer e indagar: las conversaciones de exponer e indagar puntos de vista, suelen ser conversaciones habitualmente pendientes. Estan sin lugar a dudas entre los desafíos pyme. ¨Nunca le pregunté a mi socio que opina de mi desempeño en la empresa¨. ¨Tendrá alguna insatisfacción conmigo que nunca expresó?¨. ¨Nunca le dije que no me gusta un aspecto de su trabajo¨. Mi experiencia es que estas conversaciones suelen quedar pendiente para momentos de ¨más tranquilidad¨. Los líderes no suelen ver que son estas conversaciones, en las que intercambiamos puntos de vista, las que van configurando un verdadero sustrato interpretativo compartido para la acción cotidiana. A veces en las pymes la cercanía afectiva de los miembros de la empresa, que muchas veces son parientes, hace que estas conversaciones sean, paradójicamente quizás, más difíciles. No poder desenvolverlas con sistematicidad nos lleva a no aprovechar la creatividad y experiencia de nuestro equipo y a no cultivar una visión compartida respecto de nuestros roles y propósitos.
  2. Declarar: las conversaciones en las que hacemos declaraciones resolutivas, son centrales para un líder. Hay iniciativas que si no las declaramos no tienen nunca su punto de partida. Pueden ser declaraciones estratégicas como ¨vamos a entrar en el mercado brasileño¨ o más operativas como ¨A partir de hoy voy a dedicar los lunes a trabajar en la estrategia de la empresa¨. Muchas veces nos quejamos del status quopero lo sostenemos al no declarar públicamente nuestras intenciones y decisiones. Las declaraciones orientan el foco y el esfuerzo, nuestros y de nuestro equipo. Algunas de estas declaraciones son críticas para este fin, como por ejemplo la declaración del ¨no¨. Cuando un líder no sabe decir no, muchas veces termina siendo arrastrado hacia la satisfacción de las prioridades ajenas en lugar de las propias como líder. Declarar explicitamente nuestro propósito como líderes es un paso crítico en la construcción del futuro.
  3. Pedir: por ultimo hay conversaciones en las que queremos comprometer a otros para que hagan cosas (cuando somos clientes), o nos comprometemos con otros para hacerlas (cuando somos proveedores). Esto lo vamos construyendo cuando establecemos promesas. Sin promesas no tenemos la expectativa de que se produzcan los resultados que aspiramos. La herramienta fundamental que tiene un líder para generar promesas, y por ende movilizar la acción, son los pedidos. Mediante los pedidos disparamos conversaciones que pueden dar lugar a promesas y por ende a resultados. Un tipo particularmente importante de pedido es aquel en el que buscamos que otra persona se haga responsable de todo un espacio de acción. Es lo que solemos llamar delegación. ¨Quiero que te hagas cargo de esta actividad¨. Este tipo de pedidos involucra al receptor en un desafío de construcción de un nuevo rol, de una nueva identidad dentro de la empresa. Saber delegar es una de las herramientas centrales para forjar mandos medios fuertes en una organización.

¿Cómo ves a tu Pyme?

Regístrate para no perderte ningún contenido!

Todo sobre liderazgo, innovación, coaching, Desarrollo personal y empresarial.